fbpx

DOMINIOS DE ESTIMACIÓN

FUENTE: MINERAL RESOURCE ESTIMATION, MARIO E. ROSSI, CLAYTON V. DEUTSH. TRADUCCIÓN HEBER HERNÁNDEZ G.

INTRODUCCIÓN

Los dominios de estimación son el equivalente geológico a las zonas de comportamiento estacionario y se definen como un volumen de roca con controles de mineralización que resultan en distribuciones aproximadamente homogéneas.

La definición y el modelado de estos dominios es un paso de suma importancia en la estimación de recursos minerales, dado que la correcta partición del depósito mineral en poblaciones homogéneas, disminuirá el sesgo condicional característico de la estimación geoestadística.

El concepto de poblaciones estadísticamente homogéneas se denomina estacionariedad. La estacionariedad es una propiedad del modelo de la función aleatoria (Isaaks y Srivastava 1989) y no es una característica intrínseca de la variable, sino una decisión tomada por el ingeniero para mejorar el proceso de estimación.

De forma temprana en el análisis exploratorio de datos, se puede indicar la existencia de varias poblaciones con estadísticas significativamente diferentes. La comprensión de las características estadísticas de los datos, junto con el conocimiento geológico, conduce a subdividir el depósito en dominios para la estimación. Lo cual resulta mucho más razonable que tomar el depósito completo a la vez y asumir erróneamente que este es homogéneo.

La definición del dominio depende de la disponibilidad de datos suficientes para inferir de manera confiable los parámetros estadísticos dentro de cada uno de ellos.  Además, los dominios deben tener cierta predictibilidad espacial y no estar excesivamente mezclados con otros. Los dominios de estimación deben tener un sentido espacial y geológico (Coombes 2008).

Figura N°1. Cinco dominios de estimación Rajo La Escondida, Chile.

Es común confundir los conceptos de dominios geológicos y de estimación. Los dominios geológicos se describen comúnmente por una única variable geológica. Los dominios de estimación están definidos por un conjunto de controles de mineralización y pueden contener más de un dominio geológico.

En los depósitos de elementos metálicos de interés múltiple, es común suponer que los dominios de estimación definidos para el elemento principal, se aplican a todos los elementos secundarios que puedan estar presentes. En la práctica, diferentes elementos están controlados por diferentes variables geológicas, y por lo tanto pueden estimarse usando diferentes dominios de estimación. Por ejemplo, los depósitos de pórfidos con mineralización de cobre y oro, pueden exhibir una relación espacial inversa, es decir, el cobre puede lixiviarse mientras que el oro puede formar una capa en la parte superior del depósito y no hacerlo. En tales casos, el cobre y el oro deberían modelarse utilizando diferentes dominios de estimación.

En los depósitos epitermales, la mineralización de oro y plata puede presentar poca correlación ya que se depositan de manera diferente. Estimar el oro y la plata usando los mismos dominios de estimación conduciría a resultados sesgados.

 

DEFINICIÓN DE DOMINIOS DE ESTIMACIÓN

El proceso para definir los dominios de estimación se sustenta de un estudio combinado entre geología y estadística. Se descompone el problema describiendo y modelando relaciones entre cada variable geológica a través del uso de estadísticas descriptivas.

La combinación de variables da como resultado una matriz que clasifica los dominios. Estos deben explicarse en términos de procesos naturales plausibles, para garantizar que los controles derivados de los datos sean consistentes con la geología conocida.

El desarrollo de los dominios comienza y termina con el conocimiento geológico. El primer paso es definir las variables geológicas que se utilizan como bloques de construcción para la definición de dominios de estimación. Las variables típicas mapeadas a partir de los datos de perforación incluyen litología, alteración, mineralogía, meteorización y estructuras. No todas estas variables siempre están mapeadas; algunas pueden no ser relevantes para un tipo de depósito en particular.

El segundo paso es decidir cuáles son las variables geológicas específicas más importantes y que se utilizaran para construir los dominios de estimación. Esto se basa en consideraciones geológicas, abundancia general dentro del depósito e información sobre los sondajes.

Tercero, se definen los dominios de estimación basados ​​en todas las combinaciones razonables de los atributos geológicos. Considere 3 atributos geológicos cada uno con 4 variables, y por lo tanto un total de 64 dominios de estimación teóricamente posibles.

Por ejemplo, el granito, las andesitas, las brechas y las dacitas podrían ser las 4 variables de la litología en un depósito de tipo pórfido de cobre. Luego el mismo tiene una zona de óxidos y sulfuros que se procesan de forma distinta, a lo cual podrían existir los siguientes 8 dominios.

 

  1. Granito – oxido
  2. Granito – sulfuro
  3. Andesita – oxido
  4. Andesita – Sulfuro
  5. Brecha – oxido
  6. Brecha – sulfuro
  7. Dacita – oxido
  8. Dacita – Sulfuro

 

Se entiende que el dominio granito oxido poseerá un comportamiento homogéneo en la variable de interés ley de cobre total, así igual los otros 7 dominios antes señalados. Ahora si se mezcla el óxido con el sulfuro en un dominio, los resultados ya no serían tan homogéneos y se estaría incurriendo en un futuro error de estimación al unir dos zonas que poseen rasgos geológicos distintos.

El cuarto paso implica una descripción estadística de los dominios iniciales. El objetivo principal es eliminar o agrupar dominios de acuerdo con consideraciones geológicas. Las variables que tienen poca representación en la base de datos deben eliminarse.

A continuación, las comparaciones estadísticas entre los dominios iniciales aceptados a menudo conducirán a la agrupación. Se utilizan herramientas estadísticas como histogramas, diagramas de probabilidad, diagramas de caja, diagramas de dispersión, cuantil cuantil (Q-Q), diagramas de efectos proporcionales y variogramas.

Este análisis permite comparaciones de distribuciones de grado dentro de cada uno de los dominios propuestos. El análisis de las estadísticas requiere un cierto grado de subjetividad, ya que es necesario definir un grado de similitud aceptable.

Una vez que se ha demostrado que dos variables proporcionan un grado similar de control de la mineralización, y suponiendo que tiene sentido geológico, se agrupan y se repite el análisis estadístico. Este proceso iterativo puede requerir mucha mano de obra y, por lo general, se repite hasta que se haya definido un grupo de variables geológicas y elementos que separen claramente los diferentes tipos de mineralización.

CASO DE APLICACIÓN

Descargar caso de aplicación para dominios de estimación en mina La Escondida, Chile.

 

enero 11, 2019
top
Nube Minera © 2020