fbpx

Glaciares y La Minería en Chile

Artículo escrito por Red Minería Verde

La explotación de minerales es una actividad de alto impacto, sin embargo, necesaria para el desarrollo de la sociedad. Los minerales que se extraen son usados en un sin número de industrias, por ejemplo; la de transporte, electrónica, eléctrica, salud, digital, etc. Sin embargo, cabe preguntar ¿hasta dónde, en nombre del desarrollo, debemos explotar dichos minerales?, ¿es compatible la preservación de la naturaleza con el rubro minero?, ¿puede la minería ser sustentable?.

En Chile la franja metalogénica atraviesa, en parte, la Cordillera de los Andes ubicando así varios yacimientos en zonas de glaciares, ecosistemas de montaña, salares, bofedales de altura, etc. Entre las regiones de Atacama y O’Higgins existen grandes faenas que afectan directamente a glaciares en su alrededor.

Los glaciares y los casquetes polares son las mayores reservas de agua dulce del planeta, estos son masas de hielo existentes en la superficie terrestre. Son originados por la acumulación, compactación y recristalización de la nieve en montañas de gran altura o regiones frías. Un 10% de la tierra está cubierta de glaciares, los que acumulan más del 75% del agua dulce del mundo (Knigt, Peter G. 1999). Chile posee un total de 24.114 glaciares con una superficie de 23.641 km2 (esto según el Inventario Nacional de Glaciares concluido por la DGA el año 2014), lo que lo convierte en el país con la mayor cobertura de hielo de la región. En Chile un 70% de la población se abastece del agua proveniente de las zonas altoandinas. La importancia de los glaciares es vital para el ecosistema y para el sustento de la comunidad, estos mantienen el balance hídrico y climático de las cuencas, aportan agua a los ríos, lagos y napas subterráneas. Son la única fuente de agua en verano y tiempo de sequías y reservas estratégicas de agua dulce ya que tienen la capacidad de acumular agua de lluvia por congelamiento, que pueden liberar en verano.

Minería en Alta Montaña
Los Bronces, Anglo American

Es una mina de cobre y molibdeno que se explota a rajo abierto, está situado en la zona de montaña de la comuna de Lo Barnechea a los 3.500 m.s.n.m. a 40 km de la ciudad de Santiago. El área de concesión de la mina está entre el Santuario de la Naturaleza Yerba Loca y el Santuario de la Naturaleza Los Nogales. Está bajo la propiedad de Anglo American Chile. En 2019 Los Bronces produjo cerca de 295.984 toneladas de cobre fino, entre cátodos de alta pureza y cobre contenido en concentrado. Los Bronces tiene una dotación aproximada de 5.300 trabajadores, entre personal propio y contratistas de operación y proyectos. La mina ha generado impacto principalmente en el glaciar Infiernillo por depósito de lastres, interceptando el glaciar La Paloma y otros ubicados en las cuencas del río San Francisco y Olivares provocando pérdidas de reservas de agua dulce almacenada en éstos.

Actualmente está en juego un proyecto Los Bronces Integrado (LBI), una fase de expansión de la mina a rajo y otra fase subterránea bajo el borde noreste del santuario de la naturaleza Yerba Loca el cual se presume que emitirá toneladas de gases de efecto invernadero tan solo por producción de cemento sobre el glaciar la Paloma. Por otra parte, la compañía es parte del proyecto GEF, que busca proteger el ecosistema en la zona central de Chile, contribuyendo con información meteorológica, redes de monitoreo, estudios científicos y programa de educación ambiental y a su vez desarrolla diversas iniciativas en alianza con comunidades, autoridades, organizaciones sociales, universidades y ONGs, para cuidar el entorno de la zona de montaña.

División Andina, Codelco

Ubicada a 80 kilómetros al noreste de Santiago, entre los 3.700 y 4.200 metros sobre el nivel del mar, la división tiene un método de explotación mixto (subterránea y a rajo abierto) y cuenta con las reservas minerales más importantes de Codelco. Andina representa un 38% de las reservas de Codelco, genera aproximadamente 5000 puestos de trabajo, representa cerca del 11% de la actividad económica de la región de Valparaíso, y en sus 47 años de operación ha aportado US $13 mil millones para el estado.

En el año 2019 produjo 170 mil toneladas métricas de cobre fino y 42 mil kilos de plata. La División Andina, en un comienzo poseía un yacimiento únicamente subterráneo, sin embargo, en el año 1980 se realizó una expansión a partir de la construcción del rajo abierto Sur-Sur. Debido a esta ampliación, se realizó un estudio por Brenning y Azócar, el cual estableció la intervención de 1,32 Km2 de glaciar rocoso, por remoción y/o depósito de lastre, además de que al menos 0,78 Km2 fueron intervenidos a partir de la realización de sondajes y caminos, cuyo equivalente en agua de glaciares rocosos intervenidos (o por intervenir) es de 10 a 14 * m3 por remoción y/o depósito de lastre.

En el año 2010 Codelco presentó el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) para la expansión de la División Andina con el proyecto Expansión Andina 244. Este estudio tuvo más de 2000 observaciones por parte de comunidades y distintas agrupaciones que se oponían a dicha expansión debido al impacto que generaría a los glaciares y a las comunidades aledañas. Codelco modificó su plan original y el 2017 reingreso el proyecto, esta vez, con el nombre “Adecuación de Obras Mineras de Andina para Continuidad Operacional Actual” el cual en su EIA indica que no intervendrá los glaciares, cuidará el río, no aumentará la producción, vida útil ni el consumo de agua. Esto en base a la modificación del actual rajo, redireccionándolo a áreas alejadas de los glaciares y modificando las zonas de depósito de lastre para no afectar a los glaciares Los Milos y Cerro Negro. Los detractores de esta modificación indican que afectarán a 7 glaciares y el proyecto en su fase de operación considera la ejecución de tronaduras, cuyas vibraciones podrían generar efectos sobre los glaciares rocosos. También la generación de material particulado sedimentable lo que podrían afectar los glaciares descubiertos.

Los Pelambres, Antofagasta Minerals

Minera los Pelambres es un yacimiento de sulfuro, ubicado en la región de Coquimbo, en la comuna de Salamanca, Chile, a unos 3600 m.s.n.m. y a unos 240 kilómetros al norte de Santiago. Los Pelambres produce concentrado de Cobre que contiene principalmente Au y concentrado de Mo. Aporta una dotación aproximada de 900 trabajadores propios y más de 4000 colaboradores permanentes. Los Pelambres, Antofagasta Minerals Desde sus inicios de actividad se han registrado diversos delitos ambientales especialmente en el valle del río Choapa, generando contaminación en sus aguas por derrames de concentrados de cobre poniendo en riesgo la salud de las comunidades aledañas que se abastecen de estas fuentes naturales de agua, ha intervenido ocasionando daños severos a los glaciares rocosos próximos, los cuales son parte de las escasas reservas de agua de la zona y sumado a todo ello los diversos conflictos con las comunidades de la zona.

Los Pelambres utiliza grandes cantidades de agua del río Choapa para las actividades extractivas y de tratamiento de mineral, por lo que la compañía en sus próximas inversiones tiene como objetivo principal dejar de utilizar agua dulce del río Choapa y pozos de la zona para comenzar a utilizar agua de mar por medio de procesos de desalación de esta manera se generará menores intervenciones al entorno. Por otra parte, la compañía sirve de aporte a las comunidades mediante programas de diversificación productiva, eficiencia hídrica y educación.

Ley Chilena para Protección de Glaciares

Nace en el año 2005 en el gobierno de Michelle Bachelet, bajo la necesidad de proteger estos ambientes naturales, se inicia la presentación de esta ley junto con diversas organizaciones ambientales, principalmente surge a partir de los acontecimientos suscitados en el proyecto Pascua Lama el cual contemplaba intervención en los glaciares Toro 1 y Toro 2. Luego de reiterados intentos de implementar la mencionada Ley el 12 de marzo de 2019 se aprueba en La Comisión de Medio Ambiente y Bienes Nacionales la idea de legislar un nuevo Proyecto de Ley de Protección de Glaciares. Proyecto que busca generar seguridad hídrica, crear un registro nacional de glaciares y definir actividades permitidas, restringidas y prohibidas en glaciares o cerca de estos.

Este proyecto en general busca asegurar la protección de los glaciares como reservas estratégicas de agua, la recarga de cuencas hidrográficas, y el desarrollo de la biodiversidad en los ecosistemas, el ambiente periglaciar (espacio que se encuentra cerca del glaciar, como la montaña baja o alta) y del permafrost (forma de suelo permanentemente congelado por debajo de los 0° Celsius durante al menos dos años. En lo referente a este proyecto se han generado diversas reacciones por parte de las sociedades organizadas en defensa de los glaciares, y expertos ambientalistas insisten en que se apruebe una legislación de protección de glaciares debido a históricos episodios de destrucción como en el caso del controvertido proyecto Pascua Lama. Por otra parte, desde la sociedad minera se presenta el rechazo a la mencionada ley por falta de detalle y por generar ambigüedad en el proyecto de ley, ya que pondría en riesgo los yacimientos actualmente operativos, esto implicaría la paralización de cuatro faenas productivas, con un descenso en la utilización de mano de obra (propia y de terceros) de 34.556 personas. Cuatro yacimientos podrían cerrar: Los Bronces, Los Pelambres, Codelco División Andina y El Teniente. “La actividad minera y la preservación del medio ambiente son perfectamente compatibles” afirma la Sociedad Nacional de Minería.

La minería y los glaciares son bienes comunes ,los glaciares son necesarios, vitales para la preservación de los ecosistemas y para subsistencia de muchas especies, entre estas, la humanidad. No obstante, la actividad minera es importante para el desarrollo económico del país pues genera grandes ingresos y miles de plazas de empleo. Como Red de Minería Verde, apostamos por la minería sustentable, para ello se debe potenciar y aplicar las innovaciones en técnicas mineras que minimicen el impacto al ambiente, no como una opción, sino como una exigencia. La minería tiene que adecuarse a las exigencias medioambientales actuales integrando en sus proyectos las condiciones necesarias para tener una minería sostenible en el tiempo. Al mismo tiempo debe haber leyes que garanticen la preservación de los recursos hídricos y la protección del medioambiente, así en conjunto encontrar la manera de continuar con esta actividad tan necesaria cuidando lo que más se pueda el medioambiente.

Si te gusto la lectura, compártela con tus amigos!. 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on google
Google+
Share on whatsapp
WhatsApp